El martes 04 de agosto de 2020, en el puerto de Beirut (Líbano) se produjo una de las peores explosiones registradas en dicha nación. Según declaraciones de las autoridades libanesas, la explosión principal estaba relacionada con aproximadamente 2750 toneladas de nitrato de amonio, que habían sido confiscadas por orden judicial a una embarcación en 2014. Algunas estimaciones indican que esta tuvo el equivalente a entre 1 y 2 kilotones de TNT.
 
No hay ninguna descripción de la foto disponible.